Tu asesoría es capaz de mucho más que contabilidades

Juan José Hernández es CEO de Tunuve y dio la conferencia: «Tu asesoría es capaz de mucho más que contabilidades», en la feria Accountex España, una feria orientada a los despachos profesionales de asesorías y gestorías laborales, fiscales y contables.

 

En esta conferencia, Juanjo Hernández empieza su alocución asegurando que, existe una necesidad de cambios, en los despachos contables, porque si no se hace, nada va a cambiar. Actualmente, muchas personas están automatizando procesos en sus empresas, porque “hace unos años estábamos con manguitos, y hoy, de repente, nos han invadido con tecnología”, por lo que hay que echar un vistazo, a todas la ofertas que se presentan en la conferencia, recomendó el ponente.

Una vez que se empieza con la automatización de procesos, la mayoría del tiempo, estos cambios no son percibidos por los clientes, es decir, no notan todo lo que están haciendo las empresas contables, para que a ellos, e incluso a la misma corporación, les vaya mejor, porque la propuesta de valor, no termina de deberse solo en el cliente.

El ponente mencionó la desaparición de los videos clubs, porque llegó la tecnología del streaming, al igual que las tiendas de fotos, con la digitalización. Sin embargo, aseguró que, a los contables, esto no les va a pasar, porque están “muy espabilados”, por las advertencias del “Foro Económico Mundial” que ha hecho hincapié en que la profesión de contable, tiende a desaparecer, para lo que hay que orientarse hacia la automatización.

La profesión de contable se pone dura, o se pone difícil, así que es preciso intentar ver qué se puede hacer para salir de la guerra, y luchas de precios en la gestión de contabilidades, para centrarse en otras actividades, que con esfuerzo, puedan ayudar a salir de esa guerra.

Las 7 señales de alarma para el cambio

A partir de la experiencia de Juan José, como asesor contable, desde la década de los 90, y tras haber sufrido la crisis económica en su despacho, en el año 2010, cuando tuvo que generar cambios para crear tecnología, se permite orientar a otras asesorías, para ayudarles a conocer si necesitan cambios.

Por esto, el conferencista propuso que en cada despacho se haga una autoevaluación o análisis de las señales de alarma, que indican que es necesaria una transformación, dando a conocer siete de estas, que fue explicando progresivamente:

Técnicos haciendo tareas administrativas

Hay gente potente, muy válida, que la mayoría del tiempo están realizando funciones administrativas, los clientes valoran mucho esto, saben que sus documentos están en las manos de buenos fiscalistas, pero además, mandan también las encuestas del INE, y no quieren que se les facturen.

Por esto, Hernández refirió que la mayoría de los técnicos, están desarrollando funciones, “un escalón por debajo, de las que ponen en sus tarjetas”, y la mayoría se ocupa de atender a los clientes, haciendo inspecciones, o revisiones, solo para que estos se queden tranquilos, evitando delegar a otros trabajadores.

Estamos convirtiendo en el asesor más caro que tiene mi despacho

Al ejercer funciones administrativas, se están dejando a un lado, las responsabilidades verdaderas, que corresponden al cargo de CEO, o de titulares, se olvida pensar en nuevos clientes, nuevos productos, o con qué tecnología se va a trabajar.

Cuando se hace todo esto, aparte de no avanzar en la empresa contable, los CEOS y titulares, se convierten en los asesores más caros que tiene el despacho, porque al tener un salario definido para esos cargos, y no se realizan las funciones que competen a los mismos, es poco rentable para el negocio.

Tus clientes nunca te felicitan

Si los gestores contables no reciben una felicitación, de parte de sus clientes, por el esfuerzo y dedicación que emplean al llevarle la contabilidad, lo que sugiere Hernández es que, no hay que castigarse y considerar inconscientes a los clientes, habrá que ver que funciones se pueden valorar, cómo automatizar los procesos y, en que hay que centrarse.

Aglutinas grandes picos de trabajos a fin de mes

Una vez que han empezado a automatizar procesos, se han familiarizado con el término CR, el término agregador bancario, o hasta scrapping, pero la mayoría de las veces lo que se está haciendo es, conseguir automatizar procesos al final del trimestre, pero si se realiza de esta manera, el cliente mantiene la misma percepción de valor al final del trimestre, por lo que siguen teniendo los mismos “cuellos de botella”, señaló Hernández.

No llegan clientes

Hay que buscar maneras de diferenciarse de la competencia, el cliente puede solicitar bajas de honorarios, o si no decidir con cuál asesor va a trabajar, de acuerdo a su conveniencia. Por lo que, es probable que sigan unos asesores contables, adaptándose a las exigencias económicas de los clientes, y otros sin conseguir interesados en su trabajo, con un presupuesto lleno de funciones que no son diferenciadoras en ningún momento.

Desconoces la rentabilidad real de tus clientes

Puede ser posible que tengan clientes de dimensión, que pagan muy buena cuota al despacho, pero la mayoría de las veces, al medir el tiempo que se dedica a estos, colocando precio-hora, de los productos-servicios, que se le han brindado, es probable que deje de tener rentabilidad, que se note que no se gana dinero con ellos.

Así que, el cálculo de saber con qué cliente se está ganando dinero, conocer cuáles son los honorarios recurrentes, y qué ingresos variables son capaces de generar, va a ser muy importante para mejorar la rentabilidad del despacho.

Te abruman las diferentes opciones tecnológicas del mercado

Las múltiples alternativas de tecnologías adaptadas para automatizar la gestión de contabilidades, generan inseguridad y confusión, al momento de decidir cuál se debe implementar en el negocio, puesto que, de estar copiando datos de una factura, a un documento, hoy en día, business intelligent, inteligencia artificial, o Big Data puede llegar a abrumar.

Así que, Juan Hernández, recomendó a la audiencia, que no compren nada de tecnología, si no saben aún, hacia dónde quieren ir. Sin embargo, aseguró que para automatizar sus procesos de gestión contable, “Tunuve” es la mejor opción.

¿Hacia dónde queremos ir?

Para determinar hacia donde se quiere ir, el conferencista, puso a disposición una escala para el diagnóstico de las 7 alarmas, con la que se podían haber sentido identificados, que se explica a continuación:

  • De 1 a 3 alarmas: tienen que centrarse en aumentar la rentabilidad, para lo que Hernández sugirió subir los precios mañana, y no va a pasar nada.
  • Entre 3 y 5 alarmas: además de contribuir en la gestión de contabilidades, también hay que hablar de valor añadido y de servicio de boutique.
  • De 5 a 7 alarmas: hay que empezar a transformar los negocios.

¿Qué podemos hacer para salir de la lucha de precios en la gestión de contabilidades?

Para automatizar procesos, Hernández sugiere que, antes, se debe “entender cómo quiero que sea mi despacho en los próximos años”, si se pudiera partir de cero, tienen que determinar si se ¿trabajarían con la misma gente?, ¿tendrían el mismo equipo de profesionales?, e incluso, si tuvieran esa oportunidad, ¿estarían trabajando con los mismos clientes, que están trabajando ahora?

Entonces, se puede automatizar procesos, para ser más competitivo en la gestión de contabilidades, pero hay que entender antes, que quiere hacer, y para qué. Luego ser consciente de que tiene a la gente adecuada, en el sitio apropiado, haciendo las cosas correctas. Tiene a la gente que necesita, un organigrama claro, para ser ágiles en captar más clientes.

El conferencista señala que, con sus asesorías, lo que quiere conseguir es que, desde el momento que entre un cliente por la puerta, empiece a percibir, que ha contratado a la asesoría correcta, que se pueda disparar un proceso que le dé la bienvenida al cliente, presenta todo el equipo de trabajo, enseñe en qué momento se puede tender un balance, y una cuenta de resultados, a partir de ahí, se automatiza, pero siempre viendo que haya rentabilidad.

Para Hernández, una vez que tienen claro qué quieren hacer, con qué gente, en qué autobús se quieren subir, cómo están sus procesos, y que quieren ganar dinero, es el momento de convertir la tecnología, en un medio para alcanzar el fin que se pretende, transformando la tecnología en aliada, porque esta puede ayudar a ir mucho más rápido, y a conseguir todo el plan.

Tunuve, la solución tecnológica hecha por asesores para asesores

En Tunuve Asesores, han querido pasar de ser contables asesores, o gestores, a ser asesores, que asesoran, indicó el copropietario de la empresa, y también reveló que detrás de este hashtag “asesores, que asesoran”, han creado un equipo de trabajo, que se reúne con asesores, para definir las estrategias, los procesos, la tesorería, y el equipo.

Al utilizar Tunuve como herramienta, tienen la posibilidad de impulsar sus negocios, gracias a los últimos 15 años de recorrido, que ha tenido la empresa, en los que, según Hernández, “han chocado con puertas de crecer, pero con muchos baches”, por lo que van a poner a disposición, todos sus conocimientos, y procesos, con el fin de servir de pértiga para optimizar la gestión de sus despachos contables.

Para esto, lo que propuso el CEO de la organización, es una reunión, un día a la semana, para avanzar en toda esta materia, y sobre todo, porque Tunuve es una herramienta 100%, en marca blanca, un proyecto que pasará a ser de los asesores, con el que se podrán presentar a sus clientes, y que la empresa les va a enseñar a utilizar, para que rápidamente se puedan convertir en expertos.